Volver a Roma, página 2

Estatua de Venus Generatriz

ca. 100 - 200 d.C.
Mármol

Venus, nombre romano de Afrodita, la diosa griega del amor, representada de pie, vestida con una fina y adherente túnica que deja un pecho desnudo y destaca la belleza de su cuerpo. La representación de una diosa en esta pose y así vestida, conocido como el tipo "Venus Generatriz", fue motivo de numerosas réplicas romanas. Las múltiples versiones de esta estatua han conducido a los estudiosos a la conclusión de que reproduce una estatua griega perdida que debe haber sido muy famosa en la antiguedad. El estilo de la adherente, casi mojada, vestimenta permite fechar la escultura griega original en alrededor del 410 a.C. A juzgar por la forma de la base, esta copia romana fue hecha en el s.II d.C. Probablemente decoraba una villa privada. El poco cuidadoso trabajo de la espalda de la figura sugiere que originalmente estaba dispuesta en un nicho.

Venus fue la deidad más popular del arte clásico occidental, retratada frecuentemente por los antiguos y favorita desde el Renacimiento en adelante. En el arte griego, Afrodita usualmente aparece como un personaje principal en escenas con otros dioses y diosas o sola con su hijo Eros. En la mayor parte del arte griego, Afrodita aparece vestida. Imágenes desnuda de ella, creación del escultor Praxíteles, se hicieron populares recién en el período Helenístico y con los romanos.

Con el revivido interés en la antigüedad clásica producido en el Renacimiento, otra vez los artistas comenzaron a representar a Venus desnuda. Artistas y clientes ponían el acento en su sensualidad; a menudo ubicaban imágenes eróticas de la diosa en dormitorios o detrás de cortinados. Escenas de Venus frecuentemente servían de escusa para mostrar desnudos femeninos, que de otro modo no eran un motivo aceptable en el arte de la época. (Vease "El Nacimiento de Venus" de Sandro Botticelli).



   Volver a ROMA, página 2